Subcribe

Desconecte, relájese y descanse

Los baños termales de Europa invitan a relajarse en un entorno único. Tanto las antiguas termas como los modernos resorts ofrecen la oportunidad perfecta para desconectar y descansar en aguas naturales con tratamientos especializados.

Historical experience. Relaxing in Bath, England.

¿Por qué los spas y balnearios forman parte de la cultura europea? Todo se remonta a la época romana, cuando las aguas termales se convirtieron en la forma más popular para purificar el cuerpo y el alma.

The thermal pools of Pamukkale in Turkey are so relaxing to watch as much as the experience of bathing in them.

En Bath, Inglaterra, se encuentran las ruinas de una famosa terma romana. En la actualidad, puede ser visitada, además de disfrutar de una experiencia única entre chorros, burbujas, tratamientos de spa o un chapuzón en la histórica piscina situada junto a un santuario original céltico. En Alemania, Baden-Baden es el hogar de una fuente termal descubierta por los romanos. Hoy en día, tiene un estilo Belle-Époque que cuenta con numerosos tratamientos y aguas de manantial.

Las saunas finlandesas tienen una interesante historia. Fueron construidas para renovar la mente y el cuerpo, así como servir de punto de encuentro de la población local. Hoy en día existen cerca de trece millones de spas y saunas por toda Finlandia.

Sumérjase en las cálidas aguas del baño termal de Széchenyi Thermal Bath de Budapest (Hungría), uno de los recintos termales  más grandes de Europa. Mientras disfruta de los remolinos de burbujas o prueba las duchas de masajes, maravíllese con el arte neobarroco que inunda sus paredes. Para finalizar con broche de oro, disfrute del espectáculo de luces y música en vivo conocido como Cinetrip que ofrece este balneario.

 The Blue Lagoon is one of the Most Serene scenery of Iceland.

En Turquía, podrá darse un respiro en Pamukkale, una fuente termal que cuenta con piscinas a diferentes temperaturas y distintos minerales. Antes de irse, eche un vistazo a las terrazas desde la distancia para ver la famosa vista panorámica de las piscinas de Pamukkale que semejan ser un enorme campo de algodón. Si lo que desea es relajarse mientras disfruta de unas bonitas vistas al mar Mediterráneo, haga una parada en el spa Kempinski localizado en la isla de Gozo, en Malta. Por último, no se pierda la Laguna Azul de Islandia, una planta geotérmica ideal para el descanso rodeado de un espectacular paisaje volcánico.

No existen unas vacaciones realmente completas por Europa sin una visita a alguna de sus fuentes termales, balnearios o termas. Su piel, cuerpo y alma se sentirán más vivos después de esta experiencia que además rejuvenecerá su espíritu viajero.

Consejos a tener en cuenta al viajar

Artículo

Atrape las olas, el sol y la arena

Buscar la playa perfecta puede ser una tarea difícil sobre todo en un lugar desconocido. En Europa, sin embargo, las mejores playas tienen un símbolo distintivo, la Bandera Azul. Esta bandera significa un elevado estándar de calidad de agua, de seguridad y de respeto al medio ambiente. Por lo tanto, las playas con bandera azul son un lugar ideal para tomar el sol, nadar y divertirse. En el mundo, un total de 4.000 playas poseen esta bandera, un gran número de ellas forma parte del continente europeo.

Artículo

Vista desde lo alto

Tenga su cámara fotográfica siempre a mano. Una vez haya puesto sus ojos sobre los pueblos de montaña más encantadores de Europa, no querrá apartar la mirada. También es posible que nunca quiera irse. Estos son los lugares donde los cuentos de hadas cobran vida, aquí es donde se hacen reales. Desde los pueblos medievales de España o las tradicionales casas de madera de Suiza, a las imponentes fortalezas en las laderas de la montaña de San Marino, estas pequeñas ciudades llenas de vida están a la espera para dar una cálida bienvenida a los visitantes que aprecian su pintoresco estilo de vida