Subcribe

No siga a la multitud

Menos turistas, un clima más fresco y tarifas aéreas y hoteleras más baratas invitan a muchos viajeros a conocer Europa durante la temporada baja. Pero ¿cuándo es exactamente la temporada baja en Europa y dónde se encuentran los mejores lugares para visitar?

En general, el periodo comprendido entre octubre y marzo representa la temporada baja en Europa. La temporada alta es entre los meses de abril a septiembre, especialmente los meses de verano. La temporada baja de un destino depende de muchos factores, pero el tiempo juega posiblemente el papel más determinante. Los tranquilos e idílicos pueblos de montaña en verano se llenan de actividad durante la temporada de esquí en invierno. Las fiestas locales o eventos festivos más importantes suelen celebrarse durante la temporada baja en estas zonas. Infórmese siempre sobre los destinos que vaya a visitar para asegurarse de que no habrá sorpresas.

September is a popular and perfect month to travel to Germany Because His Most Famous event: the Oktoberfest
Septiembre es un mes popular y perfecto para viajar a Alemania porque su evento más famoso: el Oktoberfest.

Son muchas las razones para viajar durante la temporada baja. Viajar durante esta época le permite visitar los sitios históricos y los puntos de interés de manera más íntima, sin la distracción de las grandes multitudes. Encontrar un asiento – incluso en los trenes que no requieren reservas – es mucho menos estresante. Los precios de los alojamientos son más baratos, por lo que es posible encontrar un hotel asequible en el centro de la ciudad para aquellos con un presupuesto más ajustado.

Winter can be fun in Europe! Try sledding, skiing, ice fishing, mountain climbing, and more.
¡El invierno puede ser divertido en Europa! Pruebe andar en trineo, esquiar, pescar en hielo, escalar montañas y más.

Viajar durante la temporada baja le permite también conectar más fácilmente con la gente local, especialmente en las ciudades más pequeñas y en los pueblos. Los festivales de música local como el MAD en Belgrado, Serbia o el Ámsterdam Dance Event en octubre son solo algunos ejemplos de los eventos musicales más emocionantes que los viajeros por Europa en temporada baja podrán disfrutar. Los festivales de vino o de la cosecha son habituales en Italia, España y Francia durante el otoño. Los festivales culturales se dedican a menudo a la historia local, a la música, el arte, la artesanía y la comida tradicional. Esta puede ser una gran oportunidad de conocer y participar en el modo y costumbres de la vida local del destino que esté visitando. Observar a la gente del pueblo mientras charla con el carnicero o con el vendedor de queso en el Festival de Queso Gruyère en Suiza será una experiencia inolvidable. El evento Savor Pizzafest en Italia o el Gran Festival del queso británico en Cardiff son otros ejemplos. Europa también es conocida por sus ferias de ate y mercados de antigüedades o mercados de pulgas, ideales para los viajeros que buscan el perfecto souvenir de su viaje.

We play golf in the winter? Of course! If That is possible in Norway.
¿Jugamos al golf en invierno? ¡Por supuesto! Si eso es posible en Noruega.

Entonces, ¿por dónde empezar? En primavera, disfrute del paisaje y del encanto de la Toscana (Italia) entre la época de Pascua y el inicio del verano. Las islas griegas en mayo ofrecen las mismas paradisíacas playas con poca gente. Descubre a su ritmo la cultura y la belleza natural del sur de Francia, una de las regiones con más encanto del continente, en septiembre, tras el fin del frenético ritmo de los turistas del verano. Escandinavia es también más asequible a principios de otoño. En septiembre comienza la célebre Oktoberfest de Munich, en Alemania, pero puede irse también a los Alpes y hacer excursiones con un clima agradable. O visite España cuando la temporada de festivales de cine se encuentra en su mejor momento.

Cosas a tener en cuenta antes de viajar

Consejos a tener en cuenta al viajar

Explorando las maravillas rurales de Europa

Lejos del bullicio de ciudades como París, Barcelona y Florencia hay lugares en los que disfrutar de más tranquilidad. Lugares en los que puede estirar las piernas y respirar el aire más puro de Europa. Se trata de la campiña y las zonas rurales de Europa. Casi todos los países tienen paisajes pintorescos de abundantes campos que emanan una dulce serenidad. Tanto si le atraen las zonas rurales y el campo como si desea disfrutar de unas vacaciones más allá de las ciudades turísticas, la campiña europea es el lugar idóneo.

Europa a través de la mirada de un niño

Los viajes internacionales con niños puede ser difíciles por muchos motivos, pero uno de los aspectos más complejos de la planificación de un viaje es poder satisfacer los gustos e intereses de todos los miembros de la familia. Mientras que pasar tiempo en museos o disfrutar de una cata de vino podría ser su ideal de vacaciones, esas actividades no se adecuan ni satisfacen a los más pequeños. Esto no significa que la totalidad de su viaje tenga que girar en torno a sus hijos, pero debería intentar planificar al menos una actividad al día centrada en ellos.